¿Qué dice la Biblia que debemos hacer para evitar las dificultades que se avecinan?

Jesús profetizó una gran tribulación, de hecho se llama así: La Gran Tribulación, la cual será mayor que todas las demás y una que jamás volverá a haber. No seamos ilusos, las dimensiones de lo que está pasando, y es el comienzo, es a nivel mundial en todos los continentes, ¿Sabéis lo que va a pasar con toda esa gente que no puede trabajar y vive al día? ¿Os imagináis lo que va a pasar?

Esto es una bofetada de realidad. La gente que no está con Dios lo va a pasar muy mal, pero que muy muy muy muy mal.

A ver amigos, Jesús dijo que nadie sabía el tiempo ni la hora, pero nos dejó claramente lo siguiente:

Lucas 21,
«Les añadió una parábola: «Mirad la higuera y todos los árboles. 30. Cuando ya echan brotes, al verlos, sabéis que el verano está ya cerca. 31. Así también vosotros, cuando veáis que sucede esto, sabed que el Reino de Dios está cerca.» El coronavirus y todo lo que se va a desatar aquí en el mundo es una simple broma comparado con lo que le pasa al alma soberbia que rechaza a Dios, una simple broma, un picotazo de mosquito, o menos, comparado con la eternidad que le espera al que rechazó la salvación de Dios. No jugamos con esto. Dios no está jugando, porque el nivel de corrupción mundial, los abortos, los destrozos, lo terrible que EN LA BOFETADA DE REALIDAD ES ESO,  pues resulta que el Señor se ha cansado, y llegó el momento.

Se acercan dificultades que no voy a explicar por aquí, pero se pueden saber haciendo un simple razonamiento, matemático si me apuras… pero otras que van a ser grandes como nunca posiblemente.
Así que, ¿qué puedes hacer? No perder ni un minuto de tu tiempo. Convertirte, pedir al Señor, misericordia, pero convertirte de verdad. Pedir el Espíritu Santo, dejar las sectas si estás en ellas, dejar teorías absurdas de espiritualidades orientales y mezcladas, dejar los testigos de jehová. Salir de todas las absurdeces y convertirte. Porque como sea, la bofetada de realidad la vas a tener, con coronavirus y sin coronavirus, el día de tu muerte llegará aunque ahora se resuelva esta misma noche lo del coronavirus completamente. Te llegará.
Muchos de nosotros, muchos, estamos rogando por nuestras familias, cercanas y lejanas, rogando, y rogando para que se conviertan, para que ABRAN LOS OJOS, PARA QUE DESPIERTEN. Estamos en un momento serio, siempre lo hemos estado, y habéis podido comprobar la misericordia de Dios, porque podía haber desatado su ira mucho antes.
Ruega entonces tu también por tus familiares. Ruega por ellos.
Y escucha esto:
«Estad en vela, pues, orando en todo tiempo para que tengáis fuerza y escapéis a todo lo que está para venir, y podáis estar en pie delante del Hijo del hombre.»»
ESTA FRASE DE ARRIBA ES LA QUE HAS VENIDO A BUSCAR. Lucas 21, 36
Convertíos.
Poned esta película con vuestra familia:
de semillasysalud

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s