CORONAVIRUS, ¿POR QUÉ?

Lo podemos ver de muchas formas, pero esto, es un castigo, y como es un castigo, hasta que no se enteren todos de que es un castigo, no va a remitir.

Hay muchas cosas que estamos haciendo mal. Muchas, yo no me atrevo a desgranarlas todas, ni quizás puedo. Pero el grado de maldad y de perdición al que se ha llegado, la pérdida de valores, la fornicación casi como norma en las recientes generaciones, produciendo millones de embarazos indeseados fuera de matrimonio, FUERA DE LA ESTABILIDAD, CON EL CONSIGUIENTE HOLOCAUSTO DIARIO DE MILLONES DE BEBÉS, ABORTANDO, …

Esto es un castigo. Y esto es más que un castigo.

Podemos pensar lo que queramos, especular mientras no sabemos, cómo se ha creado el virus, si lo han soltado, si es un plan de la «elite»- «hez del mundo», porque la gestión huele a implantación del Nuevo Orden Mundial, todo, y será importante saberlo. Pero a todo esto se ha llegado por el alejamiento de las personas de Dios.

Tranquilos, los que han creado esto no se van a librar, aunque tengan ya la vacuna, como posiblemente la tienen desde antes de que saliera el virus. Esos van a pasarlas más canutas que todos. Porque aquí quien tiene el control no es la basura de élite que tenemos, aquí quien tiene el control es Dios. Y cada cual va a pagar su maldad pero que bien pagada. El infierno ya tiene reservado sus sitios.

Doblad rodillas y rezad, y haced penitencia, porque esto es un castigo.

de semillasysalud

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s