La peor jugada: morir e ir al infierno.

Parece un juego, pero no lo es en absoluto. Vivimos en unos momentos de tal corrupción de la humanidad que difícilmente se han visto en la historia.

Parece un juego pero no lo es en absoluto. Es serio. Millones y millones de almas se encaminan al infierno eterno.

El hecho de morir aceptando a Dios y siguiéndole de corazón o de morir rechazando a Dios sin amarlo y sin seguirlo e ir al infierno, ya sé que a muchos se les queda desdibujado: «una opción para mentes religiosas reprimidas y atrasadas», pero la realidad es que están cayendo como moscas ingentes cantidades de almas al infierno para toda la eternidad después de una vida que les parecerá un suspiro en el tiempo, y entonces ya no merecerá la pena nada, ni importarán las opiniones sociales, las manifestaciones ni nada. Nada.

Los santos se la jugaron para salvar de esa realidad a muchas personas. Jesucristo dio su vida para que no termináramos en el infierno, sufrió el rechazo y la muerte cruel para que pudieramos ver: el Amor, y ver y despertar , ver la realidad en la que estamos metidos.

El cielo, el infierno, no es un cuento viejo, ES UNA REALIDAD DE LA SALVACIÓN O CONDENACIÓN DEL ALMA.

Todos los demás movimientos, las discusiones necias, el que dirán, lo que opinan los otros de mi, de ti, todo lo demás, es un sinsentido ante una realidad a la que solamente se entra por amor y se va al verdadero amor.

Entrar por miedo al infierno es igualmente válido, pero la cosa es sería. Perder el tiempo en otra cosa no debería ser ni una opción.

Con esta reflexión pretendo que se conviertan, crean en el evangelio. No sé avergüencen de su fe. Porque por esa vergüenza hay un retroceso en la bondad y se engríen los movimientos que se disfrazan de libertad y revolución, movimientos trampa creados por la más degenerada hez del mundo, lo más malvado que existe, controlando, organizando y animando a toda la degeneración que se está viviendo. La cosa es muy seria y estamos para crecer y madurar. Nos parecen las cosas tan solo opiniones sociales, en nuestro discurrir por el día a día, el trabajo, la casa y nuestra vida, pero la realidad es que es una desgracia y que el cuadro completo pinta una realidad con una falta de Dios impresionante.

¿Quienes se lo van a dar? ¿Acaso no es tiempo de unirnos en Dios?

Pensad, vosotros sabéis que en la vida pasan cosas; imaginad lo que está viendo Dios que está pasando en cada uno de los rincones del mundo, y las atrocidades que están pasando, imaginad por un momento el nivel de maldad y degeneración que existe. Si algo detiene la mano de Dios, eso es totalmente el hecho del sacrificio de Cristo en la Cruz y la estela de sus discípulos hasta el día de hoy, con todo lo que Él nos aporta. ¿Y estamos dispuestos a vivir mediocremente esta historia de verdadero amor de sangre y sacrificio y gesta épica y heroica de Cristo en la Cruz?  ¿Qué nos importa a nosotros el verdadero Corazón de Jesús? ¿No sabéis que en esta historia se sufre? ¿No sabéis que hay que crecer, soportar el sufrimiento, amar? ¿No estamos dispuestos a subirnos con Dios y el Espíritu Santo a ver las cosas con la mente de Cristo?

» Porque ¿quién conoció la mente del Señor para instruirle? Pero nosotros tenemos la mente de Cristo»
I Corintios, 2
Los Santos tenían, tienen la mente de Cristo, no es una herejía, ni falta a la verdad, se sabían pecadores y necesitados de Cristo pero a la misma vez sabían que podían compartir, que podían aspirar a tener la mente de Cristo, con lo que Dios quiere otorgar a cada uno, según su voluntad. Y la mente de Cristo está unida al Padre y nos llama a dejar las cosas de niños, el que dirán, las esclavitudes, los infantilismos, entregarnos de verdad a Él, amarle y llenarnos de amor dónde Él nos ha puesto y obedecerle; amarle obedeciendole, pues de forma natural un alma buena, se llena de amor, y ama siguiendo lo que Él nos enseñó:
» Os doy un mandamiento nuevo: que os améis los unos a los otros. Que, como yo os he amado, así os améis también vosotros los unos a los otros.»
Juan, 13
Amor. Enseña la Biblia que quién teme no ama. Y enseña la iglesia que la contrición perfecta es por amor. La atrición no es perfecta, el arrepentirse por el miedo al castigo de forma más egoísta, es imperfecta porque no te dueles por el daño que has causado al otro, o a Dios no es por amor, te arrepientes porque tu padre te va castigar o te va a dejar sin salir a jugar a la calle, te arrepientes en miras egoístas por las consecuencias para ti, no estás demostrando amor, no estás amando. Enseña la iglesia que la atrición es válida, solo por la misericordia de Dios que trabaja con el Espíritu Santo y espera que el alma llegue a la contrición perfecra, porque sin su luz seríamos unos miserables, claro. Claro y si no hay contrición perfecta vas a seguir sin amar y sin importarte verdaderamente el otro. Uno no puede excusarse más en lo que cree que hacen los demás.
» En esto ha llegado el amor a su plenitud con nosotros: en que tengamos confianza en el día del Juicio, pues como él es, así somos nosotros en este mundo. 18. No hay temor en el amor; sino que el amor perfecto expulsa el temor, porque el temor mira el castigo; 19. quien teme no ha llegado a la plenitud en el amor. Nosotros amemos, porque él nos amó primero. 20. Si alguno dice: «Amo a Dios», y aborrece a su hermano, es un mentiroso; pues quien no ama a su hermano, a quien ve, no puede amar a Dios a quien no ve. 21. Y hemos recibido de él este mandamiento: quien ama a Dios, ame también a su hermano.»
I Juan, 4

» A Dios nadie le ha visto nunca. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros y su amor ha llegado en nosotros a su plenitud.»
I Juan, 4 – 12
» Nosotros sabemos que hemos pasado de la muerte a la vida, porque amamos a los hermanos. Quien no ama permanece en la muerte. 15. Todo el que aborrece a su hermano es un asesino; y sabéis que ningún asesino tiene vida eterna permanente en él. 16. En esto hemos conocido lo que es amor: en que él dio su vida por nosotros. También nosotros debemos dar la vida por los hermanos. 17. Si alguno que posee bienes de la tierra, ve a su hermano padecer necesidad y le cierra su corazón, ¿cómo puede permanecer en él el amor de Dios? 18. Hijos míos, no amemos de palabra ni de boca, sino con obras y según la verdad. 19. En esto conoceremos que somos de la verdad, y tranquilizaremos nuestra conciencia ante Él, 20. en caso de que nos condene nuestra conciencia, pues Dios es mayor que nuestra conciencia y conoce todo. 21. Queridos, si la conciencia no nos condena, tenemos plena confianza ante Dios, 22. y cuanto pidamos lo recibimos de él, porque guardamos sus mandamientos y hacemos lo que le agrada. 23. Y este es su mandamiento: que creamos en el nombre de su Hijo, Jesucristo, y que nos amemos unos a otros tal como nos lo mandó. 24. Quien guarda sus mandamientos permanece en Dios y Dios en él; en esto conocemos que permanece en nosotros: por el Espíritu que nos dio.»
I Juan, 3
El amor, esa cosa tan bonita que sientes, te la dio Dios, ¿Acaso no hay razones para entregarte y Vivir amándole y con amor?
EL UNICO CAMINO A LA PLENITUD QUE EL ALMA BUSCA ES DIOS, y el único camino al Padre es Jesús, de forma natural el alma en Dios y con esencia de Dios por el bautismo, ama a su hermano con el corazón. No temáis y amar, pidiendo a Dios en cada Misa que os santifique y purifique vuestra alma, más y más.
Dios nos pide vivir amándole y amando al prójimo como a ti mismo. Dar verdadero fruto de santificación es eso, pues Jesús mismo resumió toda la ley y los profetas en estas dos cosas. Es el amor.
“Al atardecer de la vida, seremos examinados en el amor”. San Juan de la Cruz.
Amemos verdaderamente a Dios para no ofenderle, en las ofensas a Él y en las faltas al hermano.
Pedid a Dios la purificación y la contrición perfecta. Cuando hay atrición corres el riesgo de seguir dañando porque no tienes un arrepentimiento verdadero de sentir verdaderamente el daño que has causado.
Amar de verdad.
Anuncio publicitario
de semillasysalud

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s