¿QUERÉIS ADELANTAROS A VUESTRA “ÉPOCA”? Dejaos todo producto animal, lácteos, pescado, etc., y leeros el China Study.

Estudien el "Estudio de China", The China Study; que está en pdf en español gratis, abajo enlace

Piensa que la (difusión de la) ciencia está aún en una etapa muy primitiva; hace dos días prácticamente, en 1946, muchos científicos pensaban que las enfermedades cardíacas eran una parte inevitable del envejecimiento y que no había mucho que se pudiera hacer al respecto. … (Del China Study): Ese mismo año el doctor Lester Morrison, de Los Ángeles, comenzó un estudio con el propósito de "determinar la relación entre la ingesta de grasas a través de la dieta y la incidencia de la arteriosclerosis". En él indicó a 50 individuos que habían sufrido un infarto que mantuvieran su dieta normal y, paralelamente recomendó una dieta experimental a otros 50 pacientes que, igualmente habían sufrido un infarto.

El doctor Morrison redujo el consumo de grasas y colesterol en el grupo de la dieta experimental. Uno de los menús recomendados permitía al paciente ingerir una pequeña cantidad de carne dos veces al día: 60 gramos de “cordero asado frío con jalea de menta” para la comida y otros 60 gramos de carne magra para la cena. De hecho, la lista de alimentos prohibidos de la dieta experimental era bastante larga e incluía sopas en crema, cerdo, carnes grasas, grasas animales, leche entera, nata, mantequilla y yemas de huevo, así como panes y postres confeccionados con mantequilla, huevos enteros y leche entera.

¿Qué fue lo que se consiguió con esta dieta progresista? Después de ocho años, solo 12 de los 50 individuos que consumían la dieta normal norteamericana estaban vivos (24%). En el grupo de la dieta experimental, seguían viviendo 28 sujetos (56%), prácticamente dos veces y media la cantidad de supervivientes del grupo de control. Al cabo de doce años, todos los pacientes del grupo de control habían fallecido. Sin embargo, 19 sujetos del grupo de la dieta especial seguían viviendo, lo que significa una tasa de supervivencia del 38%. Lamentablemente, también morían muchas de las personas incluidas en el grupo de la dieta experimental, si bien es evidente que conseguían aplazar temporalmente su enfermedad por el hecho de consumir una cantidad moderadamente inferior de alimentos de origen animal y más de origen vegetal.

En 1946, fecha en que se inició este estudio, muchos científicos pensaban, como he comentado anteriormente, que las enfermedades cardíacas eran una parte inevitable del envejecimiento y que no había mucho que se pudiera hacer al respecto. El doctor Morrison no las curó, pero demostró que algo tan simple como la dieta podía alterar significativamente su desarrollo, incluso en un estado muy avanzado en el cual el enfermo esté a punto de sufrir un ataque cardíaco. Aproximadamente en la misma época, otro grupo de investigadores demostró algo muy similar. Un equipo de médicos del norte de California administró una dieta baja en grasas y en colesterol a un grupo más numeroso de pacientes que padecían una enfermedad cardiovascular avanzada. Descubrieron que el índice de mortalidad de los que seguían esta dieta era cuatro veces inferior al de los pacientes que no la consumían.

Estaba claro que había esperanza. Las enfermedades cardíacas no eran el inevitable resultado de la vejez y, por otra parte, una dieta con bajo contenido en grasas y colesterol podía prolongar notablemente la vida de una persona aquejada de una afección cardiovascular avanzada. Se trataba de un progreso extraordinario" en el conocimiento del asesino número uno de Estados Unidos.

Otro estudio científico más avanzado, en 1985 a la década de los 90:

El doctor Esselstyn “Consciente de que las intervenciones médicas, angiográficas y quirúrgicas solo tratan los síntomas de las enfermedades cardiovasculares, y convencido de que es necesario encontrar un enfoque completamente diferente para los tratamientos”, decidió ensayar los efectos de una dieta de frutas, verduras y alimentos integrales en individuos con afecciones coronarias declaradas. Administrando a sus pacientes una dosis mínima de medicación para reducir los niveles de colesterol y una dieta vegetariana muy baja en grasas, consiguió obtener los resultados más espectaculares en el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares.
El doctor Esselstyn comenzó su estudio en 1985, con el objetivo primordial de reducir el colesterol en sangre de los enfermos hasta un valor inferior a 150 mg/dl. Solicitó a cada uno de ellos que apuntaran a diario todos los alimentos que consumían, y se reunió con sus pacientes cada dos semanas, durante un periodo de cinco años, para conversar sobre el proceso, hacer análisis de sangre, y controlar la tensión arterial y el peso corporal.
El mismo día de la reunión, los telefoneaba para comunicarles los resultados de los análisis
y preguntarles personalmente cómo llevaban la dieta. Además, todos sus pacientes se reunían varias veces al año para hablar del programa, hacer vida social e intercambiar información, lo que resultaba muy útil para todos ellos.
Él y su esposa, Ana, consumían la misma dieta que recomendaba a sus pacientes, una dieta que carecía de grasas añadidas y, prácticamente, de cualquier tipo de producto de origen animal. Él y sus colegas informaron: “[los participantes] debían evitar los aceites, la carne, el pescado, las aves y los productos lácteos, excepto la leche y el yogur desnatados”. Cuando los pacientes llevaban unos cinco años en el programa, el doctor les sugería que dejaran de consumir leche y yogur desnatados. (Nota de semillas y salud: esto, teniendo en cuenta que era a principio de los años 90, ahora mismo se sabe que hubiera sido mejor aún si quitaban los lácteos desde el principio, el primer año. Como véis hay una evolución entre las épocas en las que dejaban un poco de carne de cordero y esa otra que dejaban un poco de lácteos, porque estaban investigando, pero es que el avance ha sido mayor. Te puedes dejar los lácteos desde el día 01.)

Un total de 5 individuos se retiraron del estudio durante los dos primeros años; quedaron 18. Estos 18 pacientes habían llegado a la consulta del doctor Esselstyn aquejados de una enfermedad grave. Durante los ocho años que precedieron al estudio, esas 18 personas habían sufrido cuarenta y nueve eventos coronarios, entre ellos angina de pecho, cirugía de by-pass, infarto, derrame cerebral y angioplastia. No eran corazones sanos. Suponemos que el pánico que habían experimentado al enfrentarse a una muerte prematura los había motivado a sumarse al estudio.
Estos dieciocho pacientes consiguieron un éxito extraordinario. Al inicio del estudio, el nivel medio de colesterol de los pacientes era de 246 mg/dl. Durante el
transcurso del estudio, el colesterol medio se redujo a 132 mg/dl, muy por debajo del objetivo de 150 mg/dl.43 Sus niveles de colesterol “malo”, o LDL, descendieron radicalmente. Sin embargo, el resultado más impresionante no fueron los niveles de colesterol en sangre, sino la cantidad de eventos coronarios que tuvieron lugar desde el inicio del estudio. Durante los once años siguientes, solo se produjo 1 evento coronario entre los 18 pacientes que seguían la dieta. Ese único evento le ocurrió a un paciente que abandonó la dieta durante dos años. Después de cambiar su alimentación, experimentó dolor de pecho (angina) y decidió retomar la saludable dieta vegetariana. De esa manera consiguió eliminar su angina y, desde entonces, no experimentó ningún otro síntoma.
El éxito del tratamiento no solo consistió en detener el avance de la enfermedad, sino también en la remisión de los síntomas. El 70% de los enfermos se habían sometido a una intervención para abrir sus arterias obstruidas.
De los pacientes, 11 habían aceptado someterse a una angiografía, un procedimiento mediante el cual se puede tomar “radiografías” de arterias específicas del corazón. Durante los primeros cinco años del estudio, se consiguió reducir el bloqueo de las arterias de estos 11 individuos en un 7%, como media. Esto puede parecer un cambio insignificante, pero se debe tener en cuenta que el volumen de sangre en circulación es, al menos, un 30% superior cuando el diámetro de la arteria aumenta un 7%. Y lo que es más importante, esta es la diferencia entre la presencia (debido a la angina) y la ausencia del dolor; en realidad, entre la vida y la muerte.

¿Es posible que el doctor Esselstyn se topara con un grupo afortunado de pacientes? La respuesta es no. Los pacientes con una enfermedad cardiovascular grave no se curan de forma espontánea. Otro modo de comprobar la probabilidad de este nivel de éxito es saber qué sucedió con los que abandonaron el programa y volvieron a los tratamientos habituales. A partir de 1995, estas cinco personas sufrieron alrededor de diez nuevos eventos coronarios. Entretanto, en 2003, después de participar en el estudio durante diecisiete años, todos los pacientes que siguieron la dieta seguían vivos y estaban a punto de cumplir los setenta u ochenta años, a excepción de uno de ellos.

Si tienes que recordar algo de este capítulo, que sea la puntuación de 49 a 0: 49 eventos coronarios previos a la dieta a base de frutas, verduras y alimentos integrales, y 0 para los pacientes que siguieron esta dieta. El doctor Esselstyn ha conseguido lo que ha intentado hacer la “Gran Ciencia”, sin éxito, durante más de cincuenta y cinco años: vencer las enfermedades cardíacas. (Zassss!)

Lean el China Study, y no sólo eso reflexionenlo, están tardando

http://www.google.com/url?q=http%3A%2F%2Fxa.yimg.com%2Fkq%2Fgroups%2F15089278%2F10156973%2Fname%2FEl%2520Estudio%2520de%2520China_%2520Efectos%2520Asombrosos%2520%2520-%2520Campbell%2520II%2520&sa=D&sntz=1&usg=AFQjCNGdkryGCH8NQs0s80xeRYcxnuzZxg

Pd: la publicidad del blog no la pongo yo, ya pagaré algún día para que la quiten… No le hagan caso.

de semillasysalud Publicado en 3377

10 comentarios el “¿QUERÉIS ADELANTAROS A VUESTRA “ÉPOCA”? Dejaos todo producto animal, lácteos, pescado, etc., y leeros el China Study.

  1. Pingback: EN PDF; MUY, MUCHA RECOMENDACIÓN ENCARECIDA DEL LIBRO “EL ESTUDIO DE CHINA” | Alimentación en Paz

  2. Gracias a vosotros por agradecer.. agradecer es algo que sale de un sentimiento muy bonito ojalá que no se manchen los espíritus de la gente agradecida. Porque cuando somos agradecidos disfrutamos. También hay gente que tienen cosas de desagradecidos, es una pena por ellos.

    Animo siempre a ir a una vibración emocional espiritual más alta, vamos adelante
    El enlace del china study que tengo aquí es antiguo, buscado también arriba en el menú del blog

  3. Hola quiero.comprará el libro. Pero estoy en transición al veganismo. Ne podrías decir si este libro es completamente vegetariano.nada de productos animales leche huevo pollo etc. No quisiera leer algo que los recomiende. Gracias

    • Sara el libro va más allá de eso. Cuando lo leas te vas a dar cuenta. No, no recomienda comer nada animal… Y aunque en alguna parte dijera que alguien sigue comiendo lácteos, el libro es muy bueno para leer. Son referencias científicas, estudios en diferentes partes del mundo, información necesaria que apunta a que nuestro organismo puede funcionar mejor sin productos animales

  4. Hola Juan. Sí yo te puedo ayudar a comenzar una alimentación vegana. Primero me gustaría saber qué tipo de alimentación estás llevando, descríbeme un poco lo que comías hasta ahora estas últimas semanas o meses, para intentar decirte algo que sea proporcional o adecuado… ¿Comes arroz, legumbres, pasta, etc? Eres de comer algo de ensalada? Comes fruta, cuanta? ¿Comes frutas? Tranquilo, vas a ver que es fácil. Por favor contesta porque te podemos ayudar y si lo haces bien, tu y yo, podemos ayudar a más gente que nos lea.

    Un saludo, gracias por la pregunta

  5. Pingback: PREGUNTA QUE ME HAN HECHO QUE PUEDE SER ÚTIL PARA MÁS GENTE: “¿ALGUIEN PUEDE AYUDARME A COMENZAR UNA DIETA VEGANA?” | Semillas y Salud

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s