¿Por qué no se etiquetan los alimentos transgénicos?

El autor de este artículo es de Estados Unidos, la situación allí es peor que en Europa, pero atentos, porque la embajada de Estados Unidos junto a Monsanto, según se ha revelado, han pretendido utilizar a España para que fuera la puerta de entrada de los transgénicos en Bruselas, donde se decide sobre la política de los transgénicos. La manera más segura de evitar los alimentos transgénicos es consumir agricultura ecológica, en la que no se permiten los transgénicos, aunque las empresas de los transgénicos intentan que esto cambie, también consumir productos naturales, poco elaborados.

Por Mercola, 9 de Marzo de 2011.

Si usted es un lector inteligente de las etiquetas presentes en los alimentos podrá evitar el azúcar, ciertas grasas trans-, el aspartamo, u otros ingredientes perjudiciales para la salud. Pero si usted desea evitar los alimentos modificados genéticamente (OGM), no lo tiene tan fácil. Esta información no aparece en las etiquetas. Usted puede consumir alimentos ecológicos, que por ley no pueden contener alimentos transgénicos. 

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos ha aprobado tres nuevos alimentos modificados genéticamente, alfalfa, un tipo de maíz y una remolacha azucarera. Y también es probable que la FDA apruebe también un salmón transgénico, que sería el primer animal modificado genéticamente en el mundo para ser comercializado en los Estados Unidos, aunque probablemente no sea el último. Y la FDA, ni la USDA, van a exigir a los alimentos que los contengan sean etiquetados como transgénicos.

Y eso a pesar de que el 95% de las personas encuestadas piensan que los alimentos transgénicos deben llevar su correspondiente etiqueta.

De acuerdo con un editorial en New York Times:
Incluso más que su dudosa idoneidad, es la falta de voluntad en etiquetar estos productos como tal -incluso el salmón transgénico se venderá sin esta distinción-, una medida degradante y antidemocrática. La verdadera razón está clara: los productores de alimentos transgénicos saben que si los consumidores pueden identificarlos no van a adquirirlos. ¿Qué puede hacerlos poco rentables? ¿Dónde está el libre mercado cuando lo necesitamos? “.

Aún más alarmante es lo encontrado por el Dr. Don M. Huber, uno de los científicos de más alto nivel de los Estados Unidos: un organismo recientemente descubierto relacionado con los cultivos transgénicos que pueden causar la muerte de la planta y la infertilidad y el aborto espontáneo en los animales alimentados con cultivos transgénicos.
El Dr. Huber cree que la aparición y prevalencia de este nuevo organismo sin nombre puede estar relacionado con el uso del herbicida Roundup (glifosato) y los cultivos genéticamente modificados denominados Roundup-Ready.

En una carta al Secretario de Agricultura Tom Vilsack, Huber hace un llamamiento al Gobierno para que ponga fin inmediatamente a la desregulación de los cultivos Roundup-Ready. De acuerdo con Farm y Ranch Freedom Alliance, la carta decía:
Basándome en la revisión de datos que he realizado, este problema está muy extendido, es muy serio, y se encuentra en mayor concentración en los cultivos Roundup Ready, soja y maíz – lo que sugiere un vínculo con el gen RR o más probablemente con la presencia de Roundup. ¡Este organismo es nuevo para la ciencia! Creo que la amenaza a la que nos enfrentamos con este patógeno es única y presenta un alto riesgo. Esta es una cuestión que debe ser tratada con la mayor emergencia”.

Y por último, en otras noticias alarmantes sobre los cultivos transgénicos, Terry Redman, Ministro de Agricultura del Oeste de Australia, quiere redefinir la palabra ecológico, para incluir en ellos a los transgénicos. Aunque al paso que va la Agricultura dentro de poco no se podrá distinguir entre los ecológicos y los transgénicos.

Algunos agricultores de alimentos ecológicos ven con malos ojos los campos de cultivos transgénicos. Steve Marsh, un agricultor ecológico de Australia, se ha encontrado que su trigo y avena está contaminado en un 70% con semillas transgénicas, tras un análisis del ADN, debido a la polinización cruzada de los cultivos cercanos.

Monsanto, por supuesto, piensa que el agricultor debe pagar por ello, lo que equivale a la pérdida total de su negocio de agricultura ecológica, diciendo que esas semillas están de forma ilegal en sus plantas, y debe pagar ¡400.000 dólares!…

¿Se ha probado en algún lugar la seguridad de los cultivos transgénicos?

La respuesta es no, y no podremos ver los verdaderos riesgos de los cultivos transgénicos durante esta generación, porque las empresas multinacionales que controlan las patentes sobre las semillas modificadas genéticamente se niegan a las pruebas de seguridad realizadas por científicos independientes. Esto parece ser otro de los beneficios de tener una patente, entrando de lleno en la cadena alimentaria de los Estados Unidos. De acuerdo con una encuesta de CBS/New York Times, el 89% de los encuestados desean que los alimentos transgénicos sean etiquetados como tales.

Fuente: http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/03/15/%c2%bfpor-que-no-se-etiquetan-los-alimentos-transgenicos/

About these ads

Publicado el 16 marzo, 2011 en Transgénicos. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 523 seguidores

%d personas les gusta esto: