La advertencia de que el maíz transgénico produce cáncer ya no puede ser ignorada

Por el Prof. Peter Saunders y la Dra. Mae-Wan Ho

Institute of Science in Society (ISIS)

Los últimos descubrimientos en ratas alimentadas con maíz transgénico y el herbicida Roundup, que presentaban muerte prematura y cánceres, son el resultado de un estudio de toxicología desarrollado durante un período largo. Si los ignoramos irá en nuestro propio perjuicio, dicen el Prof. Peter Saunders y la Dra. Mae-Wan Ho.

En los Museos Vaticanos se encuentra la estatua de Laocoonte y sus hijos. La leyenda dice que Laocoonte trató de advertir a sus conciudadanos de que el Caballo de Troya no era un regalo, sino una estratagema de los griegos para ocupar la ciudad. Los dioses griegos, que querían ver destruida la ciudad de Troya, enviaron serpientes de mar para matar a Laocoonte. Esto convenció a los troyanos de que el caballo era sagrado, por lo que abrieron las puertas y lo arrastraron hasta el interior de la ciudad. El resultado: la destrucción total de Troya y su imperio.

La Industria Biotecnológica está haciendo todo lo posible para convencernos de que los alimentos transgénicos son la clave para alimentar a un mundo hambriento, cuando todas las evidencias señalan que sólo proporcionan beneficios a las empresas que los desarrollan. Cada vez que alguien trata de advertir sobre los peligros de los transgénicos, la Industria la emprende a martillazos contra el denunciante, evitando que sea escuchado. Ya hemos visto lo que pasó con Arpad Pusztai ([1] Pusztai Publishes Amidst Fresh Storm of Attack , ISIS News 3), David Quist y Ignacio Chapela ([2] Who’s Afraid of Horizontal Gene Transfer?, SiS 15) e Irina Ermakova ([3] Science and Scientist Abused, SiS 36), por nombrar sólo algunos. También Nancy Oliviera ([4] Big Business = Bad Science? ISIS News 9/10) y David Healy ([5] The Depressing Side of Medical Science, SiS 39), con una Industria Farmacéutica no menos corrupta que la Biotecnológica. (Véase por ejemplo: https://noticiasdeabajo.wordpress.com/2012/07/13/efectos-de-una-dieta-que-contiene-patatas-modificadas-geneticamente-en-el-intestino-delgado-de-las-ratas/; https://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/03/12/estudios-cientificos-que-han-sido-silenciados-por-la-industria-biotecnologica/)

La relación entre los alimentos transgénicos y el herbicida con el cáncer ha caído como una bomba

La última advertencia, quizás la más dramática hasta ahora, apareció en un artículo publicado en la revista Food and Chemical Toxicology el 19 de septiembre de 2012, informando de las altas tasas de mortalidad y de cáncer en las ratas alimentadas con el maíz transgénico de Monsanto NK603 y el herbicida Roundup, en comparación con las ratas de control (6). El estudio fue llevado a cabo por Gilles-Eric Séralini y su equipo de la Universidad de Caen, manteniendo el estudio durante toda la vida de las ratas, estimada en unos dos años. Ha sido el estudio más largo y profundo realizado hasta la fecha sobre el consumo de alimentos transgénicos (7). Séralini presentó sus resultados en el Parlamento Europeo.

La ex Ministra de Medio Ambiente de Francia, Corinne Lepage, miembro del Parlamento Europeo, dijo que el estudio era una bomba y que cuestionaba las autorizaciones vigentes que regulan los alimentos y cultivos transgénicos. Los cultivos transgénicos aprobados por la Unión Europea se basan en los estudios toxicológicos de 90 días realizados por las empresas de Biotecnología. La principal conclusión del nuevo estudio es que los tumores y otros efectos graves sobre la salud aparecen al cabo de 4 a 7 meses, motivo por el cual no fueron detectados en las pruebas anteriores.

El mismo día en el que se publicó el estudio, el Gobierno francés pidió a la Agencia de Seguridad Sanitaria que revisase el estudio (8). Al día siguiente, Austria solicitó a la UE que se revisase el proceso de aprobación de los alimentos transgénicos (9). A la semana, Rusia suspendía la importación y uso del maíz transgénico procedente de los Estados Unidos (10). El 10 de octubre, la compañía Vilmorin, la cuarta productora mayor de semillas y Lamigrain abandonaban los ensayos del campo que tenían previstos realizar con cultivos transgénicos en Francia (11).

La respuesta de los lobbies pro-transgénicos fueron inmediatas y aparatosas. En el Reino Unido, Science Media Center (SMC), que está financiada por la Industria, publicó las opiniones de sus expertos ( sin citar sus conflictos de interés) en un intento de desacreditar el estudio. Posteriormente siguieron una avalancha de ataques y críticas desde la Comunidad Científica, la mayor parte de ellos irrelevantes, y por agencias de regulación de todo el mundo (véase más adelante).

La EFSA, Agencia Europea de Seguridad Alimentaria, que fue la que autorizó el maíz transgénico, emitió su opinión inicial sobre el estudio en espera de una revisión más detallada, alegando, como era de esperar, que no hay necesidad de evaluar la seguridad de estos productos, porque el estudio es de “insuficiente calidad científica”. Lepage expresó serias preocupaciones sobre la revisión inicial de la EFSA, que no leyó cuidadosamente algunas opiniones, sino que rápidamente se apuntó a las ideas expresadas por los lobbies pro-transgénicos. Puso de relieve el conflicto de interés por parte de Andrew Chesson, una de los dos únicas personas designadas por la EFSA para revisar el estudio, y que inicialmente formó parte del panel que aprobó el maíz transgénico NK603 y de hecho ayudó a preparar el documento que recomendaba su aprobación. Por lo tanto, Chesson ha actuado como juez y parte (7). También estuvo implicado en la desacreditación de su colega Arpad Pusztai, presidiendo el Comité que auditó la investigación de Pusztai.

La EFSA ha recibido críticas por parte del Tribunal de Cuentas sobre la inadecuada gestión de los conflictos de interés (12). Esto no supone ninguna sorpresa, ya que los conflictos de interés es moneda corriente dentro de la EFSA. A principios de mayo de 2012, el Presidente de la Junta Directiva de la EFSA se vio obligado a abandonar su cargo por sus vínculos con la Industria. Apenas un mes antes, la EFSA admitió ante el Defensor del Pueblo Europeo que no había respondido adecuadamente al caso de Suzy Renckens, ex jefe de la Unidad de la EFSA encargado de los transgénicos, que abandonó la EFSA para ocupar un puesto en el gigante biotecnológico Syngenta. Y Harry Kuiper usó claramente su posición para influir a favor de la Industria. (Véase también: https://noticiasdeabajo.wordpress.com/2010/09/28/las-puertas-giratorias-de-los-comisarios-europeos/)

El estudio toxicológico más exhaustivo y a más largo plazo realizado hasta la fecha

El estudio realizado por el grupo de Séralini no es un estudio aislado que de repente ponga de manifiesto que los alimentos transgénicos y el herbicida más utilizado en el mundo pueden ser tóxicos o cancerígenos. Es el último de los estudios que ha obtenido conclusiones similares a otros experimentos de laboratorio, y cuentan con el respaldo de la experiencia de agricultores y trabajadores agrícolas de todo el mundo (13).

En 2007, la EFSA aprobó el maíz transgénico MON 863 y el NK603, ambos de Monsanto, modificados genéticamente para que fuesen tolerantes al herbicida Roundup de Monsanto, en base a los ensayos de alimentación realizados en ratas por la propia Compañía. Las diferencias que encontraron entre las ratas alimentadas con el maíz transgénico y las de control fueron descartadas por no “ser biológicamente significativas”. (6)

Séralini y su grupo de la Universidad de Caen invocaron la Libertad de Expresión ante el Tribunal Europeo para que se facilitase los datos en bruto de los estudios de Monsanto. El reanálisis de los datos descubrió que, contrariamente a lo que la Compañía había dicho y la Agencia de Regulación había aceptado, había diferencias estadísticamente y biológicamente significativas.

Sin embargo, la EFSA analizó de nuevo los datos e informaron de que estaban satisfechos con sus conclusiones iniciales y que seguían sin encontrar diferencias biológicamente significativas. De modo que, Séralini y su grupo decidieron que la mejor manera de resolver el problema era realizar su propio experimento.

Les resultó muy difícil organizar los ensayos debido a los acuerdos a que Monsanto llega con los agricultores, obligándoles a firmar que tienen prohibido guardar semillas y también utilizarlas para la realización de investigaciones sin un permiso específico (14). Esto impide la realización de cualquier estudio que vaya más allá de lo que la empresa quiere que se sepa.

Con esfuerzo, el grupo de Caen pudo obtener el maíz transgénico NK 603, y una variedad equivalente no modificada genéticamente (6). Se utilizaron 200 animales ( 100 machos y 100 hembras) en el experimento, que duró dos años. Sin embargo, los ensayos que hace la Industria para obtener la aprobación sól duran tres meses y se realizan con 10 animales. El experimento se llevó a cabo siguiendo la Buenas Prácticas de laboratorio (GLP) y el protocolo de la OCDE para los ensayos sobre toxicidad, y midieron más parámetros y con mayor frecuencia que lo que exige el protocolo de la OCDE.

Con el fin de distinguir los efectos causados por el maíz transgénico o el herbicida, o por ambos, Séralini y sus colegas dividieron las ratas macho y hembra en nueve grupos, cada uno de ellos compuesto por diez ratas. A tres de ellos se les alimentó con el maíz transgénico que había sido rociado con Roundup; a otros tres se les dio la misma proporción de pienso modificado genéticamente sin el herbicida; y otros tres grupos tuvieron una dieta a base de una variedad isogénica no transgénica del maíz, con diferentes cantidades de Roundup añadido al agua que bebían. El décimo grupo sólo fue alimentado con maíz no modificado genéticamente y con agua no contaminada con Roundup.

Las cantidades de Roundup que se añadieron fueron cantidades que a menudo se encuentran en el agua del grifo, 50ng/L de glifosato, o la máxima cantidad admitida en los Estados Unidos de glifosato en los piensos, 400 mg / kg y 2,25 g / L, que es la mitad de la dilución que se utiliza en las labores agrícolas. Usaron Roundup en los experimentos, mientras que en la mayoría de otros ensayos realizados sólo se utilizó el glifosato. La diferencia es que al igual que la mayoría de las formulaciones patentadas, Roundup contiene adyuvantes, sustancias que añadidas al principio activo ( es decir, el glifosato) puede penetrar mejor en el organismo de la planta, de una manera más eficiente, y parece razonable suponer que éstos también podían tener sus efectos sobre los organismos.

Como esperaban de su análisis de los estudios de Monsanto, Séralini y su equipo encontraron signos de toxicidad en el hígado y los riñones de las ratas alimentadas con el maíz transgénico. El efecto más preocupante, sin embargo, y que nunca había aparecido en otros experimentos, fue el incremento en el número de muertes tempranas y la aparición de tumores. Entre las hembras, había de 2 a 3 veces más muertes que en los grupos de control. Al principio del mes 24, del 50 al 80 de las ratas hembras habían desarrollado tumores en todos los grupos tratados, mientras que sólo afectó al 30% del grupo de control.

En los grupos de machos tratados, las congestiones hepáticas y la necrosis fueron de 2,5 a 5,5 veces las del grupo de control, con marcadas y severas enfermedades renales, de 1,3 a 2,3 veces el grupo de control. Las hembras también presentaron 4 veces mayor cantidad de tumores que las de control, y hasta con 600 días de antelación.

Los datos bioquímicos confirmaron importantes deficiencias renales crónicas en todos los animales tratados y en ambos sexos, con un 76% de los parámetros renales alterados.

Un resumen de las observaciones más sorprendentes aparece en la Tabla 2. Las seis patologías anatómicas más frecuentemente observadas, menos en 3 casos de los 54 ( es decir, 9 grupos tratados de forma diferente para cada una de las 6 patologías), fueron mayores en las ratas tratadas que en el grupo de control. Los resultados fueron respaldados con fotografías de las ratas afectadas y con los cambios histológicos en los tejidos, así como con análisis bioquímicos, lo que dio seguros indicios de deficiencias renales en ambos sexos. Los resultados no pueden ser considerados como debidos al azar.

Las patologías anatómicas son tan sorprendentes que el equipo no se molestó en llevar a cabo algunas de las pruebas estándar que podrían haberse realizado, como ha señalado el ex-analista de investigaciones de una importante Agencia gubernamental, que defendió el estudio en contra de la postura de los críticos, pero que quiere permanecer en el anonimato (15,16). Comentó (15):”Como aparece en la Tabla 2, se duplican y triplican las patologías en los grupos de ratas tratadas en comparación con las de control, con nada menos que 8, 9 o incluso 10 ratas afectadas en cada grupo. Esto me hace preguntarme cómo un estudio con un número tan elevado de afecciones puede ser desechado”.

Las críticas no se sostienen

Siendo cotejado y revisado por el grupo británico CMWatch (7), la mayoría, si no todas las críticas, son irrelevantes o poco meditadas, son apresuradas e intentan confundir a la opinión pública, y han sido contestadas en su totalidad, bien por el propio grupo de Séralini u otros científicos. Por ejemplo, una de las críticas es que se utilizaron ratas Sprague-Dawley, pero son las ratas que se utilizan en las investigaciones toxicológicas estándar. Monsanto desestimó los resultados: “entran dentro de las normas históricas para esta cepa de ratas de laboratorio, que es conocida por su alta incidencia de tumores”. Monsanto entiende por norma histórica los datos obtenidos en otros estudios y presentes en la literatura científica, una práctica completamente acientífica que no explica los resultados obtenidos. Los controles y las condiciones de cría son específicos para cada experimento, y es totalmente inaceptable que los datos globales de diferentes grupos de control se junten para compararlos con cualquier otro experimento específico.

Otra crítica fue la de que Séralini y su equipo no siguieron el protocolo de la OCDE para los ensayos de carciogénesis, para los que son necesarios grupos de 50 animales y no de 10. De hecho, se utilizó el protocolo de toxicidad porque para eso se había diseñado el experimento, y en realidad había menos probabilidades de detectar la carciogénesis. El hecho de que las altas tasas de cáncer fuesen detectadas en muchos menos animales es lo que hace que los resultados sean aún más preocupantes ( (véase [17, 18] Excess Cancers and Deaths with GM Feed: the Stats Stand Up, SiS 56).

La polvareda parecía asentarse cuando se lanzó otro nuevo ataque por parte de seis Academias francesas ( la de ciencia, tecnología, medicina, ciencias veterinarias, ciencias agrícolas y farmacia) (19). Fue algo elaborado a toda prisa por un grupo de dos representantes de cada una de las Academias. No se incluyó ni se consultó a Paul Deheuvel, el único miembro de la Academia de las Ciencias que es experto en estadística. Deheuvel ha publicado con posterioridad sus propios comentarios favorables al trabajo de Séralini, que sabe es de alta calidad y ha utilizado las pruebas estadísticas de forma adecuada (20). Señala en particular que los críticos se han concentrado en los resultados sobre carcinogénesis, que son los más llamativos, pero que los experimentos fueron diseñados como pruebas toxicológicas, haciendo caso omiso de este asunto.

Los ciudadanos de Troya lamentaron con amargura el haber ignorado las advertencias de Laocoonte y permitir que el caballo de Troya fuese introducido en la ciudad. Los ciudadanos del mundo ya no pueden permitirse el lujo de ignorar las advertencias de Séralini y seguir permitiendo que los transgénicos y el herbicida Roundup continúen con su devastación de personas y del planeta.

Nota: Para acceder a las referencias y a los gráficos es preciso estar registrado en el sitio web de ISIS

Procedencia: http://www.i-sis.org.uk/GM_cancer_warning_can_no_longer_be_ignored.php

Fuente: http://noticiasdeabajo.wordpress.com/

About these ads

Publicado el 27 octubre, 2012 en Evitar Tóxicos, Monsanto desaparece., Tóxicos de Monsanto., Transgénicos. Añade a favoritos el enlace permanente. 3 comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 560 seguidores

%d personas les gusta esto: