Cómo cocinar la quinoa y el mijo.

La quinoa hay que lavarla antes de cocinarla. La manera más simple es ponerla en la misma olla o cazuela, llenarlo de abundante agua, y dejarlo unos minutos, y remover ese agua porque va saliendo una capa blanquinosa que recubre la quinoa y que le podría dar un gusto amargo. Hay quien lo deja hasta unos 20 minutos. Luego vaciar ese agua; la manera más fácil es: se tapa la olla con la tapadera, y con cuidado se vuelca la olla para dejar salir el agua. Después con una cuchara pones toda la quinoa en la base de la olla, y se tuesta un poco con fuego medio-lento. Se ponen dos partes de agua por una de quinoa, y se le pone un poco de sal marina (que sea marina natural, no fluorada, ni yodada).  Alguna vez se le puede poner algo de orégano. Se deja cocer 15 minutos de media, con fuego medio, y luego bajarlo un poco, hasta que se ha absorvido el agua.

Se puede dejar un poco menos o más, dependiendo de la textura con la que se quiera experimentar. Si se desea se puede poner un poco más de agua y dejarlo como una sopa de quinoa, que está demasiado bueno como para sorprendernos de que un solo tipo de semilla puede dejar tal sabor.

De la quinoa y el amaranto se dice:

“Según los investigadores que comenzaron a estudiarlos de nuevo en las últimas décadas, su valor nutritivo -sólo
comparable con la leche materna- los convierte en los alimentos más completos y más balanceados, muy superiores a los comestibles de origen animal, como la  carne, la leche, los huevos o el pescado.”

La quinoa (sudamérica) y el amaranto (centroamérica) ambos fueron consideradas plantas sagradas, y ahora mismo los estudios están confirmando que hay pocos alimentos tan completos en nutrientes como ellos.

El mijo por su parte, también fué considerada una planta sagrada en otra parte del planeta, en China. El mijo es el cereal que más hierro y magnesio aporta al organismo.

El mijo se prepara de la misma forma que la quinoa, hay que lavarlos, pero no hace falta dejarlos unos minutos, con lavarlos un tiempo corto basta, lo demás igual, pero no hay que remover mucho mientras se hierven.

Quinoa, mijo y amaranto son ideales para:

- personas con intolerancia al gluten (celíacos)
- personas vegetarianas (la quinoa contiene todos los aminoácidos esenciales)
- bebes
- deportistas
- mujeres embarazadas, etc.
Nota: aquí no estoy diciendo como se cocina el amaranto. Cada cual que lo investigue.
About these ads

Publicado el 5 septiembre, 2012 en Platos Vegetarianos. Añade a favoritos el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Y se podría hacer una crema de cereales con quinoa, mijo y amaranto para desayunar? o tienen que ir separados?

  1. Pingback: Cantidad de propiedades que tiene la Quinua (quinoa) « Semillas y Salud

  2. Pingback: Estadísticas 2013 | Semillas y Salud

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 521 seguidores

%d personas les gusta esto: