Hace 80 años la gente en España dormía con la puerta de la casa simplemente entornada.

Puedes preguntarlo si ves a alguien de más de 80 años, te dirán que así vivían en las zonas rurales. Dormían con las puertas simplemente entornadas, y por el día las puertas abiertas.

En algunos aspectos se ha avanzado, ¿pero realmente hemos evolucionado o involucionado? Antes aún de esa fecha, la gente podía comer sin tener que pagar por todo. Hay que pagar para poder comer, ¿hemos involucionado? Los animales sin embargo ni hilan, ni siembran, y comen…

Recuerdo que cuando eramos niños hará unos 25 ó 30 años, dejábamos todas las bicicletas amontonadas en la pared de la piscina municipal, sin candados, y nunca se oía hablar de que las habían robado… Llegó más tarde el tema de comprar candados, pero antes nadie te robaba la bicicleta!

¿Qué tipo de estrategia se ha llevado a cabo para que hayan cambiado esas cosas básicas para la convivencia entre las personas?

Aún así está la responsabilidad personal del que roba, y sobretodo en esta época en la que la gente está percibiendo mucho más la energía y vibración que desprende el que tiene delante, sus ojos, su mirada, que delata los atisbos de oscuridad, odios o rencores que pueda llevar esa persona, y al final el universo mismo hace su función aislando a esas personas hasta el momento en que aprendan cosas básicas como el respeto, y el poder ser personas en las que se confía. Verdaderamente, sino, siempre estarán sufriendo rodeados y llenos de odio.

Mirad a los ojos de la gente, porque hay gente disfrazada con buen nivel económico que son sepulcros blanqueados, la señal de que están tocados por el oscuro son la prepotencia la soberbia y el dolor. No tengáis problema con esta gente, lo único que les pasa es que están enfermos, lo que más desconocen y niegan es al Espíritu, incluso a sus propios seres queridos en otros planos los niegan comportándose como auténticos desquiciados intentando dañar a otros seres muy queridos por los que están en otros planos, sin ver que Dios ama a su hermano, y no lo odia.

Sólo hay una solución, para ellos, la humildad, colocarse del lado del bien, darse cuenta de que personas como Gandhi, son recordadas con cariño por el mundo por pregonar su mensaje de “devolver bien por mal”, sin embargo, deberían verse a sí mismos si es que quieren dejar la huella en su historia o en el universo y ante las consciencias de sus seres queridos, como seres ciegos que dañaron o intentaron fastidiar las vidas de otras personas que en un momento formaron parte de sus experiencias. No solemos recordar, ni tenerlos como ejemplos a aquellos que quieren dañar a sus ex-conyuges, no solemos creer que sean personas evolucionadas y ellos mismos lo saben por mucha prepotencia y autodolor que tengan encima. Por muchos demonios que rodeen su mente, intentando convencerles de las razones para odiar y perder así la vida, incluso la vida después de este cuerpo físico, alejandoles de su propia esencia y seres amados.

Incluso para esos, convertidos en demonios está la solución: Pedir perdón y perdonar, y una vez limpios pedir la luz al Padre. Y hayan hecho lo que hayan hecho, si se vuelven a Dios, con sinceridad, habiendo pedido perdón, este les mostrará el camino interno para llegar al Padre.

Diría más, porque es una vergüenza que no alcancen a ver y a sentir como sus propios seres queridos en otros planos, están viendo cómo están tan ciegos que quieren dañar a otros seres muy queridos por aquellos que están en otros planos.

Las personas que se llenan de odio lo hacen por su propia elección, y se autodestruyen solas, y no otros, pero su soberbia les impide ver.

Es mucho más sencillo, pedir perdón, sin que haga falta que tengas a las personas delante, pedir perdón al universo, perdonar lo que creas que te ha ofendido, para no perder una vida absurdamente sintiendo rencor, que no te lleva a nada, solo a alimentar al “otro” y pedirle la luz al Padre con la ayuda de los seres queridos que quieres que te atiendan en otros planos. Y así esperad. Así, aléjate y deja que se calmen las aguas. Cuando te hayas establecido firmemente en el respeto, y en la no-violencia (no robar, etc.) entonces podrás entrar en el Reino del compartir, el reino de los Cielos dónde están esos niñ@s, y se respetan los unos a los otros. Porque todo eso existe y lo puedes comprobar cuando quieras, para eso hay que purificarse, sino estás limpio no entras, lleva cuidado porque te puedes pasar eones sufriendo si no te das cuenta de que te están absorbiendo energías externas que resuenan con el odio, y que a su vez también están más perdidas que un pulpo en un garaje.

O eso o que te pase como a San Pablo, que se le dejó ciego, porque ya andaba algo ciego, para que pudiera ver a Dios.

Amigos Dios no está en un templo, Dios está dentro de cada un@ de nosotr@s. Es el amor verdadero, el que está junto a tí.

About these ads

Publicado el 27 mayo, 2012 en 3377. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Me gusta mucho esta reflexión, es un estílo parecido a lo que nos sigue diciendo Jesús. Un abrazo, Andrés

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 582 seguidores

%d personas les gusta esto: