Estudios científicos que han sido silenciados por la industria de los transgénicos.

Este artículo trata las informaciones contenidas en dos libros: “Semillas de destrucción“, y “Corruptos hasta la médula“, y un documental: “El ciclo idiota“. Está escrito por Rady Ananda, y publicado en FoodFreedom, un blog sobre alimentación saludable de EEUU.

Me gustaría publicar artículos que hablaran de las virtudes de los seres humanos, pero este en concreto va de libros y documentales que por sus títulos ya te puedes hacer una idea de que: no están señalando precisamente “virtudes humanas”. Pero claro, me parecería muy poco virtuoso, que sabiendo como se está envenenando la industria alimentaria y la farmacéutica, permanecieramos dejando que sigan haciendo lo que hacen. Sólo así, educando, compartiendo podremos cambiar. El documental se llama “El ciclo idiota”, mencionando que es un ciclo creado para la enfermedad y como sacan beneficios las mismas empresas farmacéuticas que “crean” los transgénicos y los remedios para las enfermedades.

Si eres hábil y leíste el artículo anterior “Exponiendo la agenda” y relacionas con este, como el científico Putzsai fué despedido después de las llamadas del Presidente de los Estados Unidos, te das cuenta de que detrás de los transgénicos hay mucho oculto, sobretodo llaman la atención los estudios que demuestran que causan esterilidad, y alta mortalidad infantil en sucesivas generaciones, abortos espontáneos, etc, y verás la relación con todo esto. Si tienes intención de evitar los transgénicos, encuentras la forma, en este blog hay mucha información. Para evitarlos también es bueno compartir información, en otros países en Europa, gracias a la concienciación tienen grandes cadenas de supermercados que garantizan productos libres de transgénicos. Es importante que entre todos logremos una mayor concienciación. Podríamos empezar por redactar correos para enviar a supermercados, y compartir a otros contactos. Sigue este blog. Recordemos que el cultivo de transgénicos está prohibido en diez países de Europa y en muchas zonas se han declarado libres de transgénicos. El artículo:

Por Rady Ananda, 10 de marzo de 2011.

Dos libros, Semillas de destrucción y Corruptos hasta la médula, junto con la película El ciclo idiota, establecen el marcos y ofrecen las pruebas de un esfuerzo concertado primero para producir la enfermedad y luego tratar de ofrecer el remedio, de modo que en el proceso se obtengan ganancias obscenas. Cuando tenemos en cuenta otras medidas recientemente adoptadas por las empresas transnacionales y por los Gobiernos, se muestran maniobras de tonos siniestros.

Los autores William Engdahl y Shiv Chopra aparecen en la película de Emmanuelle Schick García, El ciclo  idiota: lo que nos se nos dice sobre el cáncer. Ambos escritores presentan pruebas de cómo las Corporaciones en connivencias con los Gobiernos adulteran los alimentos y los suministros de agua con sustancias peligrosas que causan enfermedades. Es el caso de la fluoración del agua (prohibida en varios países), del que un libro revisado por pares ofrece más pruebas. En el libro de David Gumpert, La revolución de la leche cruda, se echa un vistazo al guerra que el Gobierno de los Estados Unidos ha emprendido contra la industria de los productos lácteos naturales.

Seis empresas, Dow Chemical, BASF, Bayer, Dupont, Astrazeneca (Syngenta) y Monsanto, aparecen en El ciclo del idiota, que actuando de conformidad con los Gobiernos liberan sustancias químicas cancerígenas para luego las mismas empresas del Complejo Químico vengan a continuación con sus remedios. Es un ciclo que sólo un idiota puede tolerar. La película aún va más lejos, mostrando cómo los alimentos modificados genéticamente tienen efectos potencialmente desastrosos sobre la salud y el medio ambiente.

Para la realización de la película. García y su equipo estuvieron investigando durante más de tres años, y este trabajo previo se nota. La película está llena de hechos inquietantes. ¿Saben las personas que los productos químicos de síntesis producen más cáncer que otros o que sólo del 10 al 5% de los cánceres son heredados genéticamente? La película afirma que en el año 2002 las 10 principales compañías de medicamentos ganaron más dinero que las restantes 490 empresas de Estados Unidos en su conjunto. Estas empresas ingresaron 1600 millones de dólares al mes en tratamientos contra el cáncer, por lo que ya entendemos por qué se denominan Big Pharma.

La película adquiere una nueva dimensión cuando se empiezan a establecer conexiones entre los alimentos modificados genéticamente. Es con este enfoque adicional cuando aparecen los rasgos más siniestros de toda esta Industria.

En las entrevistas que aparecen en El ciclo del idiota están las de los conocidos Arpad Pustazi, Gilles-Eric Serralini y Shiv Chopra, dos de los cuales perdieron su empleo y sufrieron campañas de desprestigio en su reputación profesional. En la cuestión de los transgénicos ser crítico con ellos y transmitir el mensaje de que son peligrosos para la salud humana y para el medio ambiente, puede costar a cualquiera su carrera.

Silenciando las investigaciones de los científicos independientes

1.- Arpad Pusztai

Arpad Pusztai es quizás el científico más famoso que aparece en la película. Su primera denuncia sobre los riesgos de los cultivos transgénicos viene ya del año 1998, lo que le trajo perder su puesto en el Rowett Research Institute de Escocia. Después de estudiar durante 35 años en el campo de la Biotecnología, Pustazi aparecía como unos de los más importantes expertos en este campo tan especializado. En 1995, recibió 1,5 millones de dólares por parte del Gobierno del reino Unido para que realizase un estudio sobre la metodología de ensayo en la evaluación de los cultivos modificados genéticamente.

Fue el primer estudio mundial independiente sobre la inocuidad de los alimentos modificados genéticamente, de acuerdo con Engdahl. Entrevistó a Pusztai en el año 2007 para su libro Semillas de destrucción: la agenda oculta de la manipulación genética. Engdahl señala que Pusztai “estaba completamente seguro de que el estudio confirmaría la seguridad de los alimentos modificados genéticamente”. Su equipo empleó patatas modificadas genéticamente por Monsanto para producir un insecticida. Engdahl dice:

“ Las ratas alimentadas durante más de 110 días con una dieta a base de patatas modificadas genéticamente produjeron cambios en su desarrollo. Tenían un tamaño y peso significativamente menor que las ratas del grupo de control alimentadas con patatas no modificadas. Pero lo más alarmante, sin embargo, fue que las ratas alimentadas con las patatas transgénicas mostraban un hígado y un corazón notablemente más pequeños, y un sistema inmunológico más débil. Y también el hallazgo en las pruebas de laboratorio realizados por Pusztai de que el cerebro también era más pequeño en comparación con las ratas alimentadas con patatas no OGM”.

http://www.mindfully.org/GE/Pusztai-PowerPoint-Denver-abt01.htm

Artículo publicado en Lancet:

http://www.biotech-info.net/Lancet_Study.pdf

Cuando informó del hallazgo en la televisión nacional, excluyendo la información relativa al menor tamaño del cerebro para no inducir al pánico, añadió que no volvería a comer alimentos modificados genéticamente. Durante dos días el Instituto lo apoyó y aplaudió, diciendo incluso en un comunicado de prensa que estos resultados están basados en una “serie de estudios cuidadosamente controlados”.

Pero luego vino la tormenta. El presidente Bill Clinton se puso en contacto con el Primer Ministro Británico Tony Blair, que llamó al jefe de Pusztai en el Instituto. A los dos día fue despedido, junto a su esposa, otra investigadora respetada en Rowett. Comenzó así una campaña en los medios de comunicación para desacreditar tanto a su persona como su investigación, como reveló el periodista británico Andrew Rowell. Se les impidió defenderse bajo la amenaza de que perderían sus pensiones.

En El ciclo del idiota, Pusztai califica de criminales a los que han extendido los cultivos transgénicos en el mundo sin completar los estudios de seguridad, especialmente cuando los estudios preliminares muestran posibles graves daños para la salud.

2.-Eric-Gilles Seralini

El siguiente científico famoso en aparecer en el debate sobre los transgénicos es Eric-Gilles Seralini que también ha sido vilipendiado por la comunidad Biotecnológica. En El ciclo del idiota, se describe la batalla que tuvo que llevar a cabo para dar a conocer los resultados de los análisis de sangre de las ratas que habían sido alimentadas con maíz transgénico de Monsanto durante tres meses. Una vez que la información se hizo pública, los científicos independientes podían revisar la seguridad que dice Monsanto tienen.

Normalmente, dos años de pruebas es el “patrón oro” en la comunidad científica. Seralini calificó de absurdo que sólo en tres meses de pruebas se permitiese la aprobación del maíz transgénico en una docena de países. Cualquier científico estaría de acuerdo en esto. Al revisar los datos en bruto que obtuvo Monsanto, él y su equipo encontraron problemas: daños en el hígado y cambios fisiológicos que indicaban condiciones pre-diabéticas ente las ranas alimentadas con el maíz transgénico de Monsanto. Y sólo consumieron este maíz durante un período de tres meses.

La tasa de diabetes en los Estados Unidos casi se ha duplicado desde que los alimentos modificados genéticamente fueron comercializados en secreto en en año 1996. Hoy 26 millones de personas lo tienen y otros 79 millones presentan condiciones pre-diabéticas, según las recientes estimaciones del mes de enero de 2011. Estas cifras incluyen las personas a las que se les ha diagnosticado la enfermedad, pero es mucho mayor el número de personas que siendo diabéticas todavía están sin diagnóstico. Si miramos sólo los diagnosticados de diabetes en las últimas tres décadas (que es menor que el número real de los que padecen diabetes) vemos que se ha triplicado desde 1980.

Muchos creen que la expansión del maíz y la remolacha transgénica, utilizado como edulcorante en los alimentos procesados son los responsables en buena medida de este aumento en la diabetes. Actos, de Takeda Pharmaceutical y Avandia, de GlaxoSmithKline, para el tratamiento de la diabetes tipo II, parece ser que aumentan el riesgo de insuficiencia cardíaca.

3.-Shiv Chopra

Shiv Chopra denunció a los Servicio de Salud de Canadá en su libro Corruptos hasta la médula: memoria de las denuncias sobre salud en Canadá, en el que explica los objetivos de las Empresas Químicas y sus protectores gubernamentales. A partir de los años 50-60, se dice en la película, los productos químicos empezaron a jugar un papel muy importante en la agricultura. “Por un lado contaminan los alimentos de las personas y les hacen daño. Luego se inventan otros productos químicos para tratarlos de las dolencias producidas por aquellos”.

Chopra fue despedido finalmente de los Servicios de Salud de Canadá, junto con otros dos, por “insubordinación”, ya que se negaron a autorizar el uso prolongado de antibióticos y hormonas transgénicas en animales destinados a la alimentación, teniendo en cuenta que no había una seguridad en su utilización. En concreto, se negó rotundamente a autorizar rBST, una hormona de crecimiento bovino modificada genéticamente, creada por Monsanto y Eli Lilly para estimular la producción de leche en las vacas lecheras. Los estudios demuestran que un alto porcentaje de las vacas desarrollaban cojera y mastitis tras el suministro de la hormona transgénica.

En Corruptos hasta la médula, nos enteramos que en uno de los procesos que sufren los alimentos puede producirse una infección por los residuos de los mataderos, la EEB, a través de la leche y la carne de los animales. La EEB es conocida popularmente como la enfermedad de las vacas locas, que produce en los humanos la enfermedad mortal de Creutzfeldt-Jakob (ECJ). Chopra ha hecho una contribución significativa a la salud humana cuando habla de los cinco pilares de la Seguridad Alimentaria:

“La fuente de enfermedades transmitidas por los alimentos durante los últimos 50 años viene de la aplicación indiscriminada de las siguientes cinco sustancias que se utilizan en la producción de alimentos: las hormonas, antibióticos, residuos de matadero, organismos modificados genéticamente y los pesticidas”.

En el libro y en El ciclo del idiota se dice que se está violando la Ley de Alimentación y Medicamentos de los Estados Unidos y Canadá en el uso de estas sustancias. Debido a que las tres primeras están prohibidas en la UE, Estados Unidos y Canadá no pueden enviar carne a la UE. Este problema,no obstante, se sigue debatiendo en el seno de la Organización Mundial del Comercio.

4.- Andrés Carrasco

Aunque no aparece en la película, otro científico mundialmente reconocido en el campo de la Biotecnología es Andrés Carrasco. Él y su equipo trabajaron en Argentina y Paraguay, encontrado que Roundup de Monsanto produce defectos de nacimiento en las ranas y pollos. (http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/02/26/el-glifosato-produce-defectos-congenitos/)

Los hallazgos en el laboratorio son compatibles con las malformaciones observadas en los seres humanos expuestos al glifosato durante el embarazo”, dijo a GMWatch.

En el año 2009 fue amenazado en su laboratorio, y en el año 2010 fue agredido por la policía local y por la guardia personal de un rico cultivador de arroz transgénico.

Fuentes del artículo:

http://foodfreedom.wordpress.com/2011/03/10/perfect-storm-gmos-chemicals-and-cancer/

http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/03/12/estudios-cientificos-que-han-sido-silenciados-por-la-industria-biotecnologica/

About these ads

Publicado el 24 marzo, 2011 en Deshaciendo engaños, Salud, Transgénicos. Añade a favoritos el enlace permanente. 8 comentarios.

  1. Gracias semillas y salud por todo lo que aportas en el tenebroso mundo de los transgénicos. Despues de leer detenidamente el articulo la conclusión que saco de este “perfecto plan de envenenamiento persistente a bajas revoluciones y tratamiento médico perenne de las consecuecias” es que 1ºda asco y 2ºhay que continuar difundiendolo a traves de los contactos que todos tengamos a modo de vacuna. La suerte que tenemos aquí de no estar completamete contaminados hace que todavia podamos sacar consecuencias lúcidamente y pedir responsabilidades, pero si la peña pasa como si no fuera con ella, a medio plazo empezaremos a lidiar en serio con comida envenenada=transgénica y el idiotizado de la población UE no habrá hecho mas que empezar. SI DEJAS QUE TE EMPUJEN, TE EMPUJAN. Recordad a Gutierrez Mellado el 23F en el congreso, bajo aquella presión no se dejó empujar y no fué empujado, ¿y el resto? todos en el suelo acobardados…. igual que han seguido haciendo hasta hoy con las amenazas que reciben de los loobies de alimentación, salud y economía, las consecuencias de ese acobardamiento las sufrimos el resto de los españoles que…. de momento preferimos mirar para otro lado.

  2. Qué podría decirsele a los supermercados a través de correos?

  3. muy interesante excelente aportación…

  4. Mi apoyo incondicional, respecto a preservar, nutrir y crecer una idea, ideal. Vamos por ése futuro presente, que no pase el tiempo sin persistir. Gracias por esto. Muy interesante. Salut

  5. Recordemos que España es el país de la UE donde más transgénicos se cultivan, vamos que AHORA en los supermercados españoles tenemos frutas y verduras transgénicas cultivadas en España y fuera.

  6. Buenas “una”, no, tranquila con verduras y frutas…(aunque mejor que busque agricultura ecológica, por el tema de agroquímicos).
    Los principales transgénicos cultivados son la: soja y el maíz.
    Ahora, el problema mayor es con la soja, el maíz también.
    Soja y maíz forman parte de piensos para animales,

    así que realmente puede que el mayor contenido transgénico que pasa a los productos está en los productos de ganadería de esos supermercados.

    Date una vuelta por el blog para saber qué alimentos ir evitando.
    Además normalmente estoy publicando informaciones que complementan.

    Comer bien es fácil, hay que ir informándose, es fácil y sencillo, pero hay que preferir despertar a estar totalmente dormidos y que les den gato por liebre.

    Algunos de los que están comodos con el gato por liebre, se cansan al hacer un pequeño esfuerzo de pensar que tienen que evitar algunos productos, y se quejan diciendo: es que sino no comeríamos de nada…… y siguen con el gato por liebre… ellos solos y contaminando su descendencia, entonces no sé si se sabe ya qué es lo más inteligente para hacer…

    Voy a hacer post en ese sentido para que la gente sepa que cosas evitar.
    La carne por ejemplo mejor evitarla, cuanto menos mejor.
    Los huevos que sean del código cero, arriba hay más información.

    Hay que fomentar las iniciativas de agricultura ecológica y lograr que sean para todos que se beneficien todos de eso, es necesario, PODEMOS HACERLO.
    y otras cosas que puedes ver por el blog.
    Saludos

  1. Pingback: Estudios científicos que han sido silenciados por la industria de los transgénicos. | Stop Monsanto | Scoop.it

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 584 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: